¿A qué se debe que demos tantas excusas?

Pocas personas admiten que dan excusas. Increíblemente, no son conscientes del sinnúmero de pretextos y justificaciones que utilizan a diario, ya que para ellas, sus razonamientos, lejos de ser disculpas, son explicaciones legítimas de circunstancias que —curiosamente— parecen siempre estar fuera de su control.

Para algunos, por ejemplo, no es que ellos “lleguen consistentemente tarde a todo”, sino que prefieren “llegar con un pequeño retraso”, para evitar ser los primeros; para otros, ellos extrañamente, son siempre las víctimas del “tráfico impredecible”.

¿Ves la manera tan fácil como racionalizamos nuestros malos hábitos? Los pretextos los convertimos en “explicaciones lógicas”; los miedos preferimos llamarlos “precauciones acertadas” y las pobres expectativas han pasado a ser “una manera más realista de ver la vida”.

Nos negamos a aceptar que estemos conformándonos con segundos lugares, y preferimos pensar que lo que estamos haciendo es “ser prácticos para evitar decepciones mayores”. Nunca admitiremos ser mediocres; preferimos pensar que lo que estamos haciendo es “establecer niveles más aceptables de rendimiento”.

Esta es la razón por la cual a muchos les es difícil aceptar que estén cargando alguna vaca. Para ellos, sus justificaciones no suenan a excusas. ¿Por qué? Es sencillo, no todas las vacas mugen como vacas; ellas vienen disfrazadas de diferentes formas que las hacen menos reconocibles y más aceptables.

Después de compartir la historia de la vaca con cientos de miles de personas de todas partes del mundo, y de escuchar sus “explicaciones lógicas y razonables”, he llegado a la conclusión que muchos de nosotros simplemente no estamos dispuestos a considerar la idea de deshacernos de nuestras vacas. Preferimos llamarlas de mil maneras más tolerables y que produzcan menos remordimientos, y eso es justamente lo que las hace tan peligrosas.

Sin duda, suena un poco violento pedirte que “mates tus vacas”. Seguramente preferirías que te solicitara que “realizaras un cambio de actitud”, que “trataras de modificar tu comportamiento”, o que “buscaras eliminar tus malos hábitos”. Sin embargo, si quieres triunfar, debes ser totalmente honesto contigo mismo, y referirte a las excusas por sus verdaderos nombres y no por sustitutos más tolerables.

En general, las excusas son simples salidas, escapatorias, que utilizamos en nuestro afán por explicar la falta de acción; evasivas que en la mayoría de los casos, ni nosotros mismos creemos. Sabemos que no son ciertas y que sólo son una manera fácil de justificar nuestra mediocridad y tratar de quedar bien al mismo tiempo. “Siento haber llegado tarde, el tráfico estaba horrible”. Sin embargo, no fue el tráfico lo que hizo que llegásemos tarde. Sencillamente no hicimos un esfuerzo por llegar temprano, y para cubrir este desatino o evitar las críticas, tomamos el camino más fácil: inventamos una excusa. Así que como ves, es claro que dar una excusa significa ser deshonesto con uno mismo o con alguien más.

Sin embargo, por alguna absurda razón, excusas como ésta son socialmente más aceptables que la verdad. Culpamos al tráfico porque no quedaría bien decir que la verdadera razón de la tardanza es que no queríamos perdernos los últimos quince minutos del noticiero o el partido de fútbol. De la misma manera que no llamaríamos a la oficina a decir: “No voy a trabajar el día de hoy porque le prometí a mi hijo que iría a la reunión de padres de familia”. En lugar de esto, simplemente llamamos y decimos que estamos enfermos.

No obstante, al igual que con cualquier otra vaca, estamos pagando un precio muy alto por estas excusas socialmente aceptables: saber que no somos lo suficientemente seguros e íntegros como para enfrentar las consecuencias de hablar con la verdad.

¿Te gustaría recibir otros artículos como este?

Al suscribirte aceptas nuestras politicas de privacidad y tratamiento de datos
Leer más

¿Tienes tú una mentalidad de abundancia?

Hay una manera de pensar que les permite a ciertos empresarios construir negocios prósperos y exitosos, les ayuda a enfocarse en las soluciones y no en los problemas, y los faculta para reconocer oportunidades donde otros solo ven obstáculos. Esto no quiere decir que solo ellos tengan acceso a este modo de pensar ya que, …

navigate_nextLeer más

23 Responses

  1. Saludos Dr Camilo
    Dar una opinión sobre su artículo de las “Excusas” , imposible, ya que es tal cual como usted lo dice. Le confieso que me siento como que aludida. Sus conocimientos sobre el comportamiento emocional de las personas es admirable.. En está cuarentena estoy repasando su libro, ” Los Genios no nacen, se hacen”. Gracias. Bendiciones

  2. Excelente información que nuestra vaca llamada excusas lo alejariamos de nosotros siendo honestos con uno mismo, y hablando con la verdad..

  3. Excelente punto Sr Camilo muy puntual sin excusa

  4. Hola sr Camilo me encantan sus consejos y si uno siempre pone mil escusas y no soy capas de cambiar mi vaca bueno no Melo e propuesto pero esa es mi meta matar esa vaca q no me deja estar bien bendiciones y gracias..

  5. En la práctica diaria en nuestro trabajo, existe mucha gente con este modelo mental, espero llegar con este excelente mensaje, el mismo que elimine esta forma errónea de pensar, gracias Dr. Camilo.

  6. En la práctica diaria en nuestro trabajo, existe mucha gente con este modelo mental, espero llegar con este excelente mensaje, el mismo que elimine esta forma errónea de pensar, gracias Dr. Camilo.

  7. Estoy agradecida porque e tenido momento de bloqueo emocional y escuchar y leer sus consejo en esto dia me a servido de mucha ayuda gracias.

  8. Me gustan sus artículos son muy beneficioso y son totalmente cierto… Saludos un abrazo

  9. A lugar su texto, su vasta experiencia hacen que cada escrito de en el punto exacto. Así somos, como seres dentro de esta sociedad hemos legitimado las excusas, cuesta hablar con la verdad porque curiosamente “la verdad cuesta aceptarla” preferimos las mentiras a sabiendas de que son mentiras o excusas sin justificación.

    Gracias, espero que esta temporada de aislamiento nos regale la transformación que necesitamos con urgencia e importancia en nuestra sociedad.

  10. “2do Campeonato Mundial de Excusas”

    Dr. Cruz, le admiro y respeto, acabo de leer su articulo por favor ¿Que hago si estoy en la India? Abrazo desde Nueva Delhi

  11. Lo puede decir mas alto pero no mas claro Dr. Camilo Cruz
    Definitivamente me he sentido identificada con este articulo, cuando me leí el libro de LA VACA cambié muchos aspectos de mi vida pero aún tengo mucho camino que recorrer.
    Desde que lo vi por primera vez en el diario de Diana, me llamó mucho la atención su forma de comunicar las cosas y desde entonces lo sigo en todas las redes sociales.
    Quiero que sepa que siento mucha gratitud y admiración por usted.
    Le mando un fuerte abrazo desde Málaga España.
    Gloria Claros.

  12. GRACIAS DOCTOR CAMILO EN ALGUNOS MOMENTOS MIS VACAS ESTÁN AHÍ PERO ESTOY DISPUESTA A SUPERAR GRACIAS X SUS LIBROS DIOS LE BENDIGA

  13. Hola! sin duda alguna creo que buscamos las excusas para evadir y no enfrentar las cosas porque una cosa son nuestros deseos y otra los miedos que nos paralizan y estoy consciente de ello, siempre me aferro a la situación que estoy viviendo, a las condiciones en contra, que si esto o aquello, hasta la gente con quien vivimos porque quizás no tienen los mismos ideales y es como una piedra en el camino y pienso estaré equivocada o será mejor seguir adelante sola, para poder abrir horizontes y encaminarme en eso que hay ahí dentro de mi cabeza pero que no logro como sacarlo, sin pensar en las criticas, si les parece bien o mal., evidentemente se debe al miedo de enfrentarlo a no creernos capaz de lograrlo, con temor a fracasar o ha equivocarnos..

  14. Excelente información sr. Camilo cruz cada información que me envía es un aprendizaje más, y poder a portar con mis socios y a la ves amigos en el multinivel.

  15. Gracias me parece fabuloso, el contenido y es dificil aceptar los errores de uno, por lo tanto una vez que aceptas esta parte de ti vas a poder crecer gracias y si deseo recibir mas articulos me encantaron felicitaciones dicipare mis miedos eso es …

  16. Realmente somos tan hábiles en disfrazar a nuestras vacas y por tanto tiempo que ya no me doy cuenta que tengo todo un rebaño.
    Lástima que no las pueda ordeñar, ni siquiera dan leche.
    Hoy me hicieron ver qué tengo una tremenda vaca que yo me creía era un gran regalo. Me parece que es un gran riesgo cuando revisas y acumulas información sobre temas así que te vuelve un experto pero no en solucionar el problema (matar la vaca) si no en disfrazarla. Me voy a hacer una agenda con imagen de vacas por eliminar o eliminadas., para reconocerlas al primer mugido.

  17. Muy acertado este interesante articulo, vemos que siempre tenemos acciones al cual corregir y si meditamos y buscamos en nuestro interior, saldrán a la superficie muchas a las cuales que disfrazamos y no queremos ver, saludos

  18. sin conocimiento eficiente
    sin disciplina incondicional
    y ausencia de planes concretos y controlables
    y sin sabiduria para reconocerlo
    no hay que matar la vaca
    tenemos es que cancelarnos nuestro propio contrato
    porque seremos necios y nos estaremos mintiendo
    pero somos tan cobardes que no lo reconocemos
    y entonces ahi comenzamos a darnos DISCULPAS
    y lo grave es que nos las aceptamos nosotros mismos
    ahi esa vaca no hay que matarla YA ESTA MUERTA

    Dr. Camilo sus enseñanzas ayudan a clarificar el pensamiento
    afinar el discernimiento
    y concretar la acción.

    cordial saludo
    Alvaro hernández
    Bogotá

  19. Doctor Camilo
    Sus libros no he leído pero solo se que eres un excelente horientador relaciones públicas..

  20. excelente articulo y real. En muchas ocasiones usamos las excusas para tapar nuestra falta

  21. excelente articulo, y real. escondemos las vacas con las excusas. gracias doctor por darno una luz en el camino para reflexionar

  22. Excelente artículo
    Realmente es verdad que la mayoría de veces tratamos de utilizar nuestras vacas para sentirnos más aceptado lo cual no nos permite avanzar con nuestro propósito de vida muchas gracias.Dr Camilo cruz a matar nuestras vacas

  23. Excelente, así es las excusas es ser deshonesto con nosotros mismos. Felicitaciones Dr. Camilo Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.